Logotipo de Citas y Refranes.com
No alta
  
Inicio / Citas Famosas / D / DEGAS, Edgar
DEGAS, Edgar  DEGAS, Edgar

Nació el 19 de julio de 1834 en París. Hijo de un aristocrático banquero, su madre provenía de una familia de rancia tradición de Nueva Orleans en Estados Unidos. Fue el primogénito de la familia y desde pequeño su padre lo puso en contacto con el arte. En 1845 inicia su bachillerato en el Liceo Louis-le-Grand y lo culmina en 1853. Abandonó la facultad de derecho para pintar. En 1854 se convierte en alumno de Louis Lamothe, discípulo de Ingres, y asiste en 1855 a la Escuela de Bellas Artes en París. Desde 1865, influido por el movimiento impresionista, abandona los temas académicos para dedicarse a una temática contemporánea. Viajará a Italia, lo que será muy importante para su formación, donde conocerá la pintura veneciana y florentina de Massaccio, Piero Della Francesca...Al contrario de los impresionistas, prefiere el taller y no le atrae el estudio de la luz natural. Dedicó mucho tiempo a pintar aunque sus obras parecieran espontáneas o hasta casuales. "Si es necesario repetir una obra cien veces, hay que hacerla ciento veinte, ese no es problema", solía decir en su tiempo. Su temática es el teatro cafés, carreras de caballos y las mujeres, en las que se centra gran parte de su obra intentando atrapar las posturas más naturales y espontáneas de sus modelos. En su afán por capturar el movimiento en una obra de arte, acudía a diario y permanecía horas observando los ensayos de las bailarinas, incluso, contrató algunas para que le sirvieran de modelo mientras pintaba. Su estudio de los grabados japoneses le llevó a experimentar con ángulos de enfoque inusitados y composiciones asimétricas. Sus obras suelen presentar los bordes cortados, como en Los bebedores de absenta (1876, Museo de Orsay, París) o Ensayo de ballet (1876, Museo y Galería de Arte de Glasgow). En Mujer con crisantemos (1865, Museo Metropolitano de Arte, Nueva York). En la década de 1880, empieza a perder visión, y trabaja con dos medios nuevos: la escultura y el pastel. En su escultura, al igual que en su pintura, intentó atrapar la acción del momento. Trabajó con moldes de cera o terracota y que en vida no fundió ninguna escultura en bronce. No obstante, en sus últimos años deseó hacerlo e, inclusive, llegó a convenios con reconocidos fundidores de su país. Sin embargo, sus obras no se realizaron hasta después de su muerte. Sus pasteles suelen ser composiciones simples con muy pocas figuras. Se vio forzado a recurrir a los colores brillantes y a los gestos de gran expresividad, prescindiendo de la línea precisa. No gozó de gran reputación entre sus contemporáneos y su auténtica dimensión artística no habría de valorarse hasta después de su muerte el 27 de septiembre de 1917 en París. En 1859 pintó a la familia de su tía, la baronesa Belleli, de Florencia, revelando ya claramente su inclinación por lo espontáneo. En 1862, en su preocupación por captar el movimiento, comenzó a abordar temas tan poco corrientes como las carreras de caballos de Longchamps. Halló en los movimientos característicos de planchadoras, bañistas y bailarinas la clase de dinamismo que le gustaba plasmar en sus lienzos. En la década de 1860, en que París descubrió los grabados japoneses, se interesó mucho por su composición descentrada y su carácter decorativo. En la Ópera de París encontró el mismo movimiento disciplinado que le atraía en las carreras de caballos. Las bailarinas, con sus posturas estilizadas, se convirtieron en su tema favorito y más famoso. En 1872 se trasladó a Nueva Orleáns, tierra de su madre, donde sus hermanos se habían establecido como comerciantes de algodón. Allí pintó retratos de familia, una escena en la oficina de un corredor y El mercado de algodón de Nueva Orleáns (1873), en que sintetizó felizmente sus muchas experiencias en torno a la representación espontánea de la vida cotidiana. De regreso a París, los impresionistas organizaron su primera exposición colectiva (1874), en que Degas participó como uno de los más caracterizados. La exposición provocó un escándalo, pero el grupo continuó existiendo y realizó otras siete exposiciones, que, aunque siempre encarnizadamente atacadas, terminaron coronando de gloria a los supervivientes. A diferencia de la mayor parte del grupo, se interesó principalmente por la composición y la concepción, no por la técnica revolucionaria o los problemas del color. Se diferenció también de los demás en que, mientras éstos se inclinaban por la pintura al aire libre, él prefería trabajar en el estudio. Comenzó a interesarle la técnica del pastel, con la que logró efectos vibrantes de color. Hacia el fin de su dilatada vida, al fallarle la vista, comenzó a trabajar con las manos tanto como con los ojos y se dedicó a modelar esculturas en cera y yeso. En espíritu y estilo, su seguidor más afín fue Henri de Toulouse-Lautrec.
Fuente: (buscabiografias.com)

  Abrir comillasUn cuadro debe ser pintado con el mismo sentimiento con que un criminal comete un crimen.Cerrar comillas
 
  ( Pintura ) 
Votar MalaRegularNormalBuenaMuy Buena   
Frase



1998-2016   Citas y Refranes.com, terminos y condiciones. Página generada en: 0,004 segundos