Logotipo de Citas y Refranes.com
No alta
  
Inicio / Citas Famosas / M / MAURA, Carmen
MAURA, Carmen  MAURA, Carmen

Carmen Maura nació el 15 de septiembre de 1945 en una familia conservadora del barrio de Chamberí en Madrid. En su niñez, tenía por vecinos en su casa de la calle Rafael Calvo al dramaturgo y escritor Edgar Neville y la actriz Conchita Montes. Su padre era médico oculista y su madre dirigía una galería de arte en pleno centro de la ciudad. Acostumbraba a veranear en la zona de El Escorial y desde pequeña se vio interesada por el mundo de la interpretación. Estudió Filosofía y letras, idiomas y Bellas Artes en París. Se casó con un abogado y tuvo dos hijos: Carmen y Pablo. Comenzó a trabajar en el teatro universitario como aficionada hasta el momento en el que el crítico teatral Alfredo Marquerie la vio en una obra y le aconsejo dedicarse por entero a sus dotes como actriz. En ese instante, Carmen decidió que quería ser actriz y a pesar de que tuvo muchísimos problemas personales por ello, salió adelante y comenzó a trabajar. Eran los años sesenta y Carmen se las apañaba con trabajos en cafés, teatro, pequeños espacios televisivos y en compañías independientes de poca resonancia. Poco a poco fue progresando y le comenzaron a ofrecer pequeños papeles en el cine con películas de poca fama en los años setenta, hasta que pudo trabajar en la compañía de teatro "Los goliardos", la cual tenía ya un cierto nombre y un cierto prestigio en la capital madrileña. Se empezó a relacionar con artistas cercanos a la comedia urbana de la época y a la movida madrileña como el cineasta Fernando Colomo o el fallecido actor Félix Rotaeta. Con ello vio sus primeros papeles protagonistas en el cine con películas como "Tigres de papel" o "¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?", ambas de Colomo. A través de "Los Goliardos" conoció al entonces aficionado al cine Pedro Almodóvar, un joven metido en la movida madrileña que trabajaba en la telefónica para realizar sus primeros pasos en el mundo del Súper 8. Entre ellos surgió una química especial que dio sus frutos con posterioridad. Realizaron juntos cortometrajes, mediometrajes y pequeñas colaboraciones de poca índole como "Folle, folle, folleme Tim", hasta que Carmen, con la ayuda de Félix Rotaeta consiguieron financiar el primer largometraje de Almodóvar: "Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón". Su rodaje duró más de un año por las dificultades técnicas y económicas, pero finalmente se pudo estrenar en salas comerciales y fue un verdadero éxito. El público de la movida madrileña se sintió identificado y convirtió la película en el estandarte del movimiento social de los años ochenta y se presentó en el festival de cine de San Sebastián. A pesar de que el gran público miraba a Pedro Almodóvar como un moderno desbocado y gran parte de la crítica lo observaba con cierto recelo, Pedro tuvo su primer éxito con su gente, los que habían participado en la película, algunos de ellos muy próximos a "la movida", como por ejemplo la cantante Alaska. Sus libertades a la hora de mostrar temas comprometidos como las drogas o el sexo hicieron que tuviera grandes dificultades para que se le empezara a tomar en serio dentro del cine. Carmen Maura siguió trabajando como secundaria en películas de directores de cine poco conocidos a nivel nacional y con otros más sonados y reconocidos como Pilar Miró en "La petición" o en "Gary Cooper que estás en los cielos" junto a la actriz Mercedes Sampietro. A raíz de sus colaboraciones televisivas como actriz tuvo la oportunidad de conocer al fallecido periodista Fernando García Tola, el cual la contrató para que trabajara en el programa de entrevistas Esta noche junto a Isabel Tenaille. Con este programa se dio a conocer entre el público español en la década de los años ochenta y protagonizó la famosa frase que le dirigía Tola a Maura: "Nena, tu vales mucho". En el cine y en la televisión siguió desempeñando su labor como actriz, tanto dramática en "El crimen de la calle Fuencarral" de la serie "La huella del crimen" o como cómica en "El cid Cabreador", ambas del fallecido cineasta Angelino Fons. A mediados de los ochenta, Pedro Almodóvar volvió a confiar en Carmen para su película "Entre tinieblas", una película arriesgada y controvertida en aspectos religiosos en la que trabajo con actrices como Julieta Serrano, Marisa Paredes, Berta Riaza o Chus Lampreave. Y unos años más tarde, Carmen y Pedro estrenaron "¿Qué he hecho yo para merecer esto?", película que contó con la también colaboración de actores como Ángel de Andrés López, Chus Lampreave, Gonzálo Suárez, Amparo Soler Leal y Verónica Forqué, entre otros. En ella, Carmen Maura pudo realizar una de sus interpretaciones más logradas en el cine y a partir de ese momento, Carmen y Pedro se convirtieron por excelencia en la pareja director - actriz más prolífica del cine español. El éxito de Pedro alcanzó al público convencional y se le empezó a mirar con otros ojos y el éxito internacional empezaba a asomar la cabeza. Carmen recibió diferentes premios nacionales por su interpretación, entre los cuales destaca el Fotogramas de Plata a la mejor actriz de cine por votación de los lectores. Carmen y Pedro realizaron otras tres películas más hasta finales de los años ochenta: "Matador", rara película de suspense en la que realizó un personaje secundario junto a Nacho Martínez, Assumpta Serna y Antonio Banderas; "La ley del deseo", arriesgada, libre y transgresora película que mostró por primera vez con claridad y sin prejuicios la homosexualidad, donde Carmen intrepretaba el papel de un transexual, al lado de Eusebio Poncela y Antonio Banderas como protagonistas; y finalmente, la película cumbre del tándem Almodóvar - Maura, la disparatada comedia "Mujeres al borde de un ataque de nervios", en la cual Carmen volvió a deslumbrar al público y a la crítica con su interpretación. La película fue un verdadero triunfo y su éxito se disparó tanto en España como en el extranjero, llegando incluso a ser candidata al Oscar de la academia de Hollywood como mejor película de habla no inglesa. La película dio la vuelta al mundo ganando premios allá por donde iba y las carreras cinematográficas de sus actores se vieron lanzadas al éxito rotundo. Carmen logró el Premio Goya de la academia como mejor actriz protagonista y Félix como mejor actriz europea. Pero a pesar de su éxito al lado de Pedro Almodóvar, Carmen Maura también hizo otras muchas películas durante los ochenta como por ejemplo "Batón rouge" de Rafael Monleón, junto a Victoria Abril y Antonio Banderas; "Tata mía" de José Luis Borau, con Imperio Argentina, Alfredo Landa y Miguel Rellán; o "Sé infiel y no mires con quién" de Fernando Trueba, junto a Ana Belén, Antonio Resines, Santiago Ramos, Verónica Forqué o Chus Lampreave. También tuvo la oportunidad de protagonizar la ópera prima de la actriz y cantante Ana Belén con la película "Cómo ser mujer y no morir en el intento", basada en la novela de Carmen Rico Godoy. Desgraciadamente, la fantástica relación profesional entre Almodóvar y la Maura se desintegró y se rompió por motivos no demasiado claros y hasta la reciente "Volver" no volvieron a trabajar juntos. De todas maneras, Carmen siguió demostrando su talento y su trabajo en otros muchos trabajos cinematográficos que le valieron muchísimos más éxitos. Para empezar, en el año 1990, tras la reciente ruptura con Almodóvar protagonizo la película "¡Ay, Carmela!" de Carlos Saura, junto a Andrés Pajares y Gabino Diego. Ambientada durante la guerra civil española, esta película fue el otro gran triunfo de Carmen junto con "Mujeres al borde...". Volvió a recibir premios aquí y allá, entre ellos de nuevo el Goya y el Félix. La película estuvo considerada como la mejor del cine de Saura y batió un record dentro de la propia academia de cine que duraría hasta el año 2004 con "Mar adentro". Durante toda la década de los años noventa, Carmen no paró de realizar largometrajes tanto en España como en el extranjero, donde su prestigio había llegado con gran fortuna, especialmente en Francia, donde sus trabajos fueron muy reconocidos. Llegó incluso a ser candidata en los Premios César (los "Goya" franceses), como mejor actriz de reparto por la película "La alegría esta en el campo" y fue condecorada con el título de caballero de honor de las artes y las letras de Francia. Su éxito se trasladó a otros países como Italia, Inglaterra y a la zona de Latinoamérica, pasando por Chile y Argentina. Pero aun así, ella siempre dio prioridad a los trabajos que venían de España. A pesar de tener una mayor predilección a las comedias, sus papeles dramáticos fueron los que más logros le dieron. Papeles como los de "Sombras en una batalla" de Mario Camus (1993) o "Lisboa" de Antonio Hernández (1999), películas por las que fue nominada al Goya como actriz protagonista. Pero sin duda alguna, su tercer gran triunfo en su carrera fue su papel en "La Comunidad" de Álex de la Iglesia en el año 2000. En esta película compartió reparto con Emilio Gutiérrez Caba, Terele Pávez y Sancho Gracia pero sobre todo le hizo frente a un difícil protagonismo que le dio más que satisfacciones: su tercer Goya, la concha de plata a la mejor actriz en San Sebastián, el fotogramas de plata, el premio de la Unión de actores,... Durante la década de los años noventa también experimentó otros registros en otros ámbitos como el teatro, del cual se había apartado desde sus comienzos. En este ámbito trabajo en Francia y aunque también trabajo en televisión en la serie "A las once en casa", con Antonio Resines y Ana Obregón, ella siempre prefirió el cine. En este ámbito siguió trabajando en la comedia, su género preferido, en películas como "Reinas" de Manuel Gómez Pereira, junto a actrices como Verónica Forqué, Mercedes Sampietro y Marisa Paredes o "Carretera y manta", con Eduardo Noriega y Natalia Verbeke. Pero no dejo a un lado el drama, género en el que hizo películas como "Clara y Elena", con Verónica Forqué y Jorge Sanz; "La promesa", de Héctor Carré junto a Ana Fernández; o "25 grados en invierno", una producción belga que triunfo en Berlín. También realizó una miniserie de épocas para TVE basada en la obra de Vicente Blasco Ibáñez "Arroz y tartana", desarrollada en la Valencia del siglo XIX y en la que pudo trabajar con José Sancho y Eloy Azorín. Como actriz trabajadora del cine francés, Carmen Maura también tuvo el honor de trabajar al lado de Gérard Depardieu en la película de suspense "Silencio pactado". Entre sus trabajos en el extranjero, se podrían destacar la sentimental película de Alejandro Agresti "El sueño de Valentín", la chilena "El entusiasmo" junto a Maribel Verdú, "Zona libre", película en la que trabajo con la prometedora actriz norteamericana Natalie Portman, o "El harén de madame Osmane", una producción israelí. Recientemente ha protagonizado el reencuentro más esperado del cine español: Pedro Almodóvar y ella se volvieron a unir en el rodaje de "Volver", película en la que ha trabajado con Penélope Cruz, Blanca Portillo, Lola Dueñas, Yohana Cobo y Chus Lampreave, actrices con las que compartió el premio a la mejor interpretación femenina en el Festival de Cannes. Carmen Maura es sobrina bisnieta del primer ministro Antonio Maura, del poeta Gabriel Maura y del pintor Francisco Maura; además, su bisabuelo Bartolomé Maura Montaner, hermano de los anteriores, fue uno de los más exquisitos grabadores de su época.

  Abrir comillasLa soledad es la conquista a la que debe dedicarse todo ser humano. Aprender a estar solo en la vida resulta fundamental.Cerrar comillas
 
 
Votar MalaRegularNormalBuenaMuy Buena   
Frase



1998-2016   Citas y Refranes.com, terminos y condiciones. Página generada en: 0,004 segundos