Logotipo de Citas y Refranes.com
No alta
  
Inicio / Citas Famosas / C / CHABROL, Claude
 CHABROL, Claude

Director y guionista francés. Nació el 24 de junio de 1930 en París. Después de haber estudiado para farmacéutico (como su padre y abuelo), trabajó primero como crítico, colaborando con Eric Rohmer en su libro sobre Hitchcock (París, 1957). Más tarde se dio a conocer por el ataque que dirigió desde Cahiers du cinéma (1959) a Stanley Kramer por su análisis de los grandes temas cinematográficos. Realizó en 1958, con el dinero de una herencia que le dejó su primera esposa, una primera película que se convirtió en el manifiesto inaugural de la Nouvelle Vague: El bello Sergio, seguido pronto de Los primos (1958) y Una doble vida (1959). Les bonnes femmes y Les godelureaux, ambas en 1960, L'oeil du malin (1961), Landrú y Ofelia (ambas en 1962). En esta primera etapa rodó ocho largos, la mayoría escritos por él mismo y entre los que se encuentran algunos de sus mejores trabajos. Después, debido a los fracasos comerciales de algunas de estas primeras obras, realiza películas policiacas claramente comerciales. Más tarde volvería a realizar obras más personales como Las ciervas y La mujer infiel (1968), o Accidente sin huella y El carnicero (1969), Al anochecer (1971), Relaciones sangrientas (1972). Tras 1974 sus películas cayeron en el cine comercial francés, y ninguna de sus obras ha sido digna de los éxitos que realizó diez años antes: ni Laberinto mortal (coproducción realizada en Canadá), ni Prostituta de día, señorita de noche (Violette Noziere ni El caballo del orgullo (adaptación del best-seller de Pierre Jakez Hélias). Durante muchos años, sus películas, rodadas en muy poco tiempo, fueron protagonizadas por la que era su mujer, Stéphane Audran. Cualquiera que sea el género de la película, lo mejor de su obra está en la observación y lo expresado, con gusto feroz, de una burguesía, generalmente provincial, que conoce particularmente bien y trata sin indulgencia.

  Abrir comillasLa tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus límites, la tontería no.Cerrar comillas
 
 
Votar MalaRegularNormalBuenaMuy Buena   
Frase



1998-2016   Citas y Refranes.com, terminos y condiciones. Página generada en: 0,003 segundos